Protección activa

Extintores, Alarmas, Detectores, Bocas de Incendio, etc.

Protección Activa

En Gext Grupo, disponemos de varios sistemas de protección activa contra incendios. La protección activa es aquella en la que se intenta extinguir un incendio atacando al fuego que lo está generando. Se diferencia así de la protección pasiva, cuya misión principal está más orientada al aislamiento de focos de incendios, así como a la protección de estructuras, etc., para acabar con él a partir de ese momento.

 

En Gext Grupo, como prueba del compromiso que adquirimos con nuestros clientes, atendemos peticiones 24 horas al día, 7 días a la semana.

Instalación y mantenimiento de elementos de protección activa

Los sistemas de protección activa contra incendios con los que contamos en Gext Grupo son los siguientes.

iconos-servicios-01

Extintor Portátil

Actúan directamente contra el fuego. Se distinguen, según su relleno, dos tipos de extintores: polvo químico seco y dióxido de Carbono. Los primeros se usan para atacar fuegos de origen sólido (Clase A), líquido (B) y gaseoso (C); los segundos para los fuegos producidos por combustibles líquidos y gaseosos.

iconos-servicios-02

Boca de Incendios Equipada

Las instalaciónes de bocas de incendio equipadas (BIE) son muy útiles en la protección activa contra incendios debido a que tienen la capacidad de llevar el agua de un punto fijo hasta el sitio en el que se está produciendo el incendio. Están compuestas por la boquilla, la manguera y una válvula cuya apertura y cierre se realiza de manera manual.

 

En función de la configuración que se aplique a la boquilla (chorro o pulverización), el agua se podrá proyectar a una distancia que fluctúa entre los 5 y los 10 metros. Por supuesto, estas BIE tienen que poder ser capaces de almacenar una cantidad de agua que haga frente a un incendio con garantías.

iconos-servicios-03

Sistemas de Detección y Alarmas de Incendio

Una de las claves a la hora de acabar con un incendio es tener la capacidad para detectarlo lo antes posible para empezar a combatirlo de inmediato. Algo que es mucho más sencillo de realizar si se dispone de los medios adecuados para ello.

Estos sistemas son de dos tipos:

Analógico: Estos sistemas son especialmente útiles por varias razones. Para empezar, todas aquellas partes incluidas en el sistema son independientes, lo que supone, por ejemplo, saber de inmediato el lugar en el que se ha producido una alarma. Además, la información que remiten sobre cualquier incidencia es muy exacta, una característica especialmente ventajosa para conseguir detectar mejor los incendios.

Convencional: Los sistemas convencionales son, sobre todo, los clásicos detectores de humos. Estos detectores (que pueden ser iónicos u ópticos) están pensados para ser colocados en naves que no estén muy divididas por espacios. Su vida útil suele ser de aproximadamente 10 años y por su naturaleza de funcionamiento es esencial que siempre tengan un rendimiento óptimo, porque de lo contrario las consecuencias pueden ser desastrosas en caso de incendio.

iconos-servicios-04

Grupo de Presión + Depósito PCI

Estas instalaciones tienen como misión que si se produce una emergencia o un incendio, pueda utilizarse la reserva de agua en la que se ubica para poder reaccionar ante el fuego de manera inmediata.

 

Se compone de un depósito de agua de reserva y un equipo de presión y bombeo manuales, que utilizados como pulsadores de alarma harán que se consiga minimizar el tiempo de reacción.

iconos-servicios-07

Columna Seca

La columna seca es una tubería que se instala en edificios cuyas alturas de evacuación son mayores que las estipuladas y que solo las usan los cuerpos de bomberos. En cuanto a su estructura, presentan salidas en las diferentes plantas del edificio, mientras que el agua procede de una toma situada en la fachada.

iconos-servicios-05

Extinción Automática

La extinción automática cuenta con la ventaja de que la relación entre su coste de instalación y su efectividad es muy beneficiosa para la empresa que decide colocarla. Estos sistemas atacan de manera automática al fuego. Los agentes empleados para la extinción de los fuegos son de varios tipos:

Agua: La extinción automática con agua es el sistema que más se elige para acabar con los incendios. El agua se utiliza para este fin por emulsificación, dilusión o sofocación.

Nebulización: El agua nebulizada es muy eficaz para combatir el fuego gracias a los efectos que provoca sobre el fuego (reducción de su calor y desplazamiento del oxígeno). Son empleados para la extinción o para el control de los incendios y se clasifican en función de la presión a la que sale el agua.

Aerosol: El agente extintor que emplea estos tipos de extinción automática es el potasio. Los lugares en los que se utiliza este método extintor son lugares donde se almacena el líquido inflamable, lugares con riesgo industrial, centros de telecomunicaciones, etc.

Intertización de carácter permanente: Empleada fundamentalmente en lugares en los que hay riesgo de explosión. Mediante la inertización se sustituyen oxígeno y aire por gases como CO2, nitrógeno, etc.

iconos-servicios-06

Hidrantes

Los hidrantes permiten el suministro de una cantidad grande de agua en periodo corto de tiempo. Gracias a estos hidrantes se pueden recargar las cisternas de los camiones de bomberos y se pueden conectar las mangueras. Estos hidrantes se dividen en dos:

Columna: Que a su vez se divide en seca y húmeda.

Bajo tierra: Se emplean, sobre todo, en lugares en los que no hay mucho espacio. Gracias a su ubicación por debajo de la tierra, prácticamente no hay riesgo de que le afecten las heladas.

¿Qué incluye nuestro servicio de protección activa?

Los sistemas de protección activa deben estar siempre en funcionamiento y al día para responder de forma eficaz ante un incendio.

 

En GEXT Grupo realizamos la instalación, certificada y conforme a normativa, de todos los sistemas de protección activa necesarios en sus instalaciones, desde los más conocidos, como extintores y BIES, hasta centralitas o columnas secas.

 

Si necesita instalar o adaptar estos sistemas en su empresa, consúltenos.

 

Si desconoce que sistemas corresponde instalar para su protección, consulte a nuestro gabinete técnico, le asesoraremos entre las distintas opciones disponibles en el mercado cual se adapta mejor a sus necesidades.